martes, 3 de septiembre de 2013

10 sencillos consejos para acabar con el síndrome postvacacional



La cantidad de desempleo que existe actualmente hace que muchas personas vuelvan al trabajo alegremente y de forma aliviada este mes de septiembre. Pero aún así, es inevitable sentirse agobiado o decaído  tras un descanso de la ciudad y de la rutina. Pasado lo peor, el lunes, el síndrome postvacacional puede durar hasta dos semanas. Pero no te desanimes, te doy unos consejos para que lo afrontes de la mejor manera:

 1. Plantéate pequeños propósitos. En lugar de pensar en el tiempo pasado, ilusiónate con pequeños objetivos que te pueden ayudar a mejorar el día a día. En el trabajo, por ejemplo cambia alguna rutina que no te guste y si estás buscando empleo, piensa en ello como si empezases de cero.

2. Busca alicientes. Esta temporada puede ser un buen momento para comenzar un curso de inglés, apuntarse al gimnasio para ponerse en forma o buscar una nueva afición. No tienes que esperar al nuevo año para aprender y mejorar, puedes hacerlo desde ya.

3. El reloj. Si eres de los/las que te encanta dormir y aprovechas las vacaciones para hacerlo, lo mejor es que unos días antes de volver a los horarios habituales, comiences a acostarte un poco antes para que el cambio no sea brusco. ¡¡En el trabajo, además, evita mirar el reloj constantemente o la jornada se hará interminable!!

4. Disfruta del tiempo y el aire libre. Volver a la rutina no quiere decir encerrarse en casa y que sean todo obligaciones. Toma las cosas con calma ya que todavía es verano y después del trabajo o de las tareas cotidianas puedes salir a pasear o a ver a tus amigos. Esto te ayudará a que el cambio sea más paulatino.

5. Belleza y compras. Acude a la peluquería y a tu esteticista ya que un saneamiento capilar y una limpieza facial te vendrán muy bien después de los excesos de todo el verano. Renovarás tu imagen y te sentirás con más fuerza. ¡Si además puedes comprarte alguna prenda nueva, te animará mucho!

6. Retoma tu dieta. Si este verano te has excedido en la alimentación, retoma tu dieta habitual poco a poco. No hace falta obsesionarse, como siempre te digo, si no que lo mejor es que bebas mucha agua, comas fruta y verdura normalmente y dejes atrás las grasas.

7. Cambia pequeñas cosas en casa y en el trabajo. Algún detalle de decoración que te haga ver las cosas de forma diferente y le de un aire nuevo al espacio.

8. Programa las próximas vacaciones y fines de semana. Plantea actividades para las próximas escapadas pero sin agobiarte pensando en que queda mucho, la finalidad es que te ilusiones pensando en que tras el trabajo tendrás una recompensa.

9. Queda con tus amigos para comentar tus vacaciones. Recuerda lo bien que lo has pasado y comparte estos momentos, así compartirás también lo duro que es la vuelta a la rutina.

10. Huye de las cosas negativas. Si tus compañeros de trabajo no han cambiado el chip y siguen repitiendo las cosas que no le gustan del trabajo o que no te gusta de ellos, intenta que no te afecten. Sal con ellos de afterwork, tan de moda estos días y mejora las relaciones con tus colegas, reforzando lazos se lleva todo mejor.

Toma nota de estos consejos y haz tu vuelta al trabajo más llevadera.

¡Nos vemos en el siguiente post!



1 comentario:

  1. Bueno... yo necesito consejo sobre el síndrome VACACIONES FORZOZAS jajajaja. Nena tienes una nominación en mi blog, espero que te haga ilusión!

    ResponderEliminar