jueves, 19 de diciembre de 2013

¡Navidades sin pasarse de calorías!

En las fiestas navideñas es muy difícil no engordar porque en nuestra cultura la gastronomía es la base casi principal de las reuniones. Además de aumentar de peso, caer en las tentaciones puede que no nos siente muy bien si no estamos acostumbrados. ¡Pero comer bien y de forma ligera en fiestas se puede conseguir!



Te doy algunos trucos:

-Basa tus entrantes en mariscos y ensaladas. Además, el jamón serrano y el queso siempre son preferibles al jamón york, el embutido o los patés que son más calóricos.

-En los primeros platos siempre se agradece algo caliente como un consomé o una sopa de verduras ligera. Así entras en calor y también ese calor hace que el estómago se sienta más saciado.

-Para el segundo plato, escoge un pescado o una carne asada acompañada de verduras también asadas.

-El postre puede estar basado en frutas como la piña o la papaya ya que son diuréticas y antioxidantes y ayudan a eliminar las grasas ingeridas.

-Los turrones son prácticamente inevitables pero intenta comer los que son 'lights' y no pasarte mucho. Los frutos secos también son muy típicos pero son muy calóricos y de difícil digestión, evítalos.

-Si comes turrón después del postre y picas algo antes de comer, una vez llegue el primer plato, intenta comer sólo el 'menú' correspondiente sin picar nada más.

-El día de Navidad se suele alargar la jornada de la comida a la cena, así que si es el caso, procura caminar un poco entre una y otra.

-Las fiestas navideñas en realidad son 4 ó 5 días, así que el período más peligroso es entre Navidad y Nochevieja ya que siempre quedan dulces y mucha comida por casa. Durante esos días, intenta volver a tu dieta normal y si te pasas a mediodía, en la cena puedes compensar con alguna macedonia de frutas o una ensalada verde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario