martes, 14 de enero de 2014

Consejos para una escapada a la nieve

¿Estás pensando en hacer una escapada a la nieve? ¿Es la primera vez que vas a esquiar?
El frío y este deporte requieren algo de preparación, por ello te ofrezco algunos consejos para que vayas bien preparado a tu aventura de invierno:

Elige bien la pista y si lo necesitas, escoge un monitor para iniciarte.


1. Si vas a viajar por España, tienes multitud de pistas de esquí para escoger. Si la escapada es de fin de semana, elige un lugar cercano para aprovechar al máximo, en dos horas puedes estar en buen destino. Pero infórmate antes del estado de nieve, si abren la estación, etc.
Si tienes algo más de tiempo y te gusta viajar por Europa, existen también diversas pistas de esquí. Pero ten en cuenta que pueden ser más caras y además tienes que sumar el desplazamiento.

2. Preparación: ropa, calzado y equipo de deporte. Ir a la nieve requiere un buen equipo y más si es para hacer deporte. La ropa deportiva debe calentar pero no ser aparatosa, así pues, lo mejor es llevar camisetas térmicas y vestirse con varias capas para poder quitártelas cuando te molesten o si se mojan o ensucian. Encima de la camiseta, puedes llevar un forro polar y encima un anorak. El calzado, por otra parte, debe ser ligero pero deportivo.
Si tienes dudas o tienes que comprar muchas de las prendas, lo mejor es que acudas a una tienda especializada en deporte, te recomendarán todo lo necesario. Intenta no escatimar en esto, es necesario.
Respecto a los esquís, si es la primera vez que practicas el deporte y no sabes si continuarás, lo mejor es que los alquiles en la propia pista. Evitarás un gasto importante y también ahorrarás espacio en tu maleta.
Por último, el protector solar es muy importante ya que el sol refleja totalmente en la nieve blanca y te puedes quemar mucho más que en la playa. ¡No lo olvides en tu maleta!

3. Iniciarse en el deporte. El esquí es bastante duro y necesita preparación así que si es la primera vez que lo practicas, lo mejor es que cojas un monitor que te de unas primeras clases de iniciación. Si no te gusta la opción o quieres ahorrar este gasto, puedes empezar paso  a paso, controlando los esquís y descendiendo poco a poco. ¡Escoge muy bien la pista, según tu nivel y no te confíes!
Deslizarse en tríneo es una alternativa al esquí.
4. Otras recomendaciones. Para ir totalmente tranquilo, puedes hacer un seguro de esquí y otro para el viaje. Pregunta en tu aseguradora habitual.

5. Divertirse sin esquiar. Si quieres pasarlo bien pero no te atreves a esquiar, tienes otras opciones: deslizarse en tríneo; tirarse bolas de nieve; el snowboard; o caminar por la nieve o por senderos alternativos. ¡Son muchas las opciones para disfrutar de la nieve!



No hay comentarios:

Publicar un comentario