lunes, 24 de febrero de 2014

Nuevos tratamientos cosméticos: la microdermoabrasión y el coolsculpting

La industria cosmética no deja de avanzar y de lanzar nuevos tratamientos tanto para tu rostro como para tu cuerpo. Lo mejor es que muchos de ellos no son invasivos, es decir, no requieren cirugía.

Entre ellos he destacado dos: la microdermoabrasión y el coolsculpting, muy en auge debido a sus resultados. La microdermoabrasión es ideal para mantener la piel de la cara suave y tersa. Se trata de un peeling pero más profundo que ayuda a eliminar las cicatrices, pequeñas arrugas y manchas de la cara, provocadas por el acné, el sol o el propio envejecimiento de la dermis. Además, elimina las células muertas y refuerza el colágeno y la circulación para que evitar el descolgamiento.
Foto: http://cirutips.com/

Lo más llamativo de este tratamiento es que se realiza con punta de diamante, por ello se hizo popular hace algunos años. Antes de escogerlo debes saber:

1. El tratamiento dura unos 30 minutos aproximadamente.
2. El número de sesiones depende de la piel, pero unas diez aproximadamente es lo correcto.
3. Tras acabar este tratamiento, cómo se llega a las capas medias de la piel, ésta se debe proteger con un factor 50.

Al acabar la primera sesión, la piel del rostro está ya muy suave, se empiezan a notar los efectos y no necesita ningún tipo de recuperación. 

El cuerpo tampoco necesita recuperarse, tras el coolsculping, un tratamiento no invasivo para la reducción de la grasa corporal. Se trata de un enfriamiento de las células grasas para destruirlas sin causar lesiones cutáneas, al contrario de lo que ocurre con otros procedimientos como la liposucción. Aunque también es verdad que este proceso es más recomendado para las personas que sólo necesitan reducir una cantidad mínima de grasa o para los no quieren operarse.

El coolsculping se lleva a cabo por profesionales que introducen al paciente un aplicador, especialmente diseñado, que genera una suave presión de vacío para introducir la piel a tratar entre los dos paneles de enfriamiento. Cuando el procedimiento comienza, se siente una sensación de frío en la zona tratada pero desaparece enseguida.  El tratamiento dura entre una y tres horas en función de las zonas que se desee tratar.

Hay que especificar que el CoolSculpting no es una forma de perder peso o tratar una obesidad y tampoco sustituye otros métodos invasivos como la liposucción.

¿Has probado alguno de estos tratamientos? ¿Conoces a alguien que los haya probado? Cuéntame.



No hay comentarios:

Publicar un comentario