martes, 20 de mayo de 2014

Pies perfectos para el verano



Hace unas semanas te comenté como podías preparar tu piel para el verano, con una buena exfoliación, pues bien, a partir de la primavera los pies también se lucen más y tienen que estar bien bonitos. Esto no es sólo una cuestión de estética ya que los pies soportan todo el cuerpo y por ello los debemos mimar mucho.

¿Cómo puedes lucir unos pies bonitos con tus sandalias veraniegas? Pues con un sencillo tratamientos:

1. Elimina las asperezas. Nuestra forma de andar hace que se creen asperezas y pieles muertas siempre en las mismas zonas del pie: talón, dedos y planta son las más afectadas. Utiliza la piedra pómez o un quita callos para eliminar estas pieles muertas y asperezas. Pero antes deja tus pies a remojo con agua caliente durante, al menos 10 minutos, para ablandar la zona.

2. Suaviza. Con un cepillo suaviza las mismas zonas, enseguida notarás la diferencia.

3. Cuida tus uñas. Con unas tijeras limpia las uñas y córtalas, ten cuidado al hacerlo ya que si las cortas mucho se pueden introducir en la carne de los piel creando dolorosos uñeros. Después pinta las uñas del mismo color que las uñas de tus manos.

4. Toque final. Para acabar aplica una crema para pies que suavice la piel, la nutra y la calme ya que se ha irritado con la exfoliación.

5. Calcetines. Intenta realizar este tratamiento antes de ir a dormir así podrás ponerte unos calcetines que ayuden a que la crema penetre mejor en la piel. Y en general utiliza calcetines de material suave y que transpire como el algodón y que no te queden ni sueltos ni muy ajustados.

Para tener unos pies siempre perfectos, deberíamos realizar este tratamiento al menos cada quince días. Pero si el estrés o la pereza no te lo permiten hazlo una vez al mes para mantenerlos cuidados.








No hay comentarios:

Publicar un comentario