martes, 2 de septiembre de 2014

Cómo reparar tu piel del sol

Foto: Biotrucos.com

En septiembre, afortunadamente, no acaba el verano pero muchas de nosotras sí que volvemos a trabajar, a estudiar... a nuestras rutinas cotidianas y dejamos de tomar el sol tan asiduamente. Es el momento adecuado para reparar la piel de los efectos nocivos del sol, el viento o la arena.

Para ello sigue estos consejos:

1. Higiene facial y corporal. Lo primero que te recomiendo para eliminar impurezas como las células muertas es una buena limpieza cutánea con una extracción adecuada. Así quitará todo lo que tu piel ha ido acumulando durante el verano y que no es el bronceado precisamente. Lo mejor es que acudas a una centro estético profesional o a tu esteticien de confianza.

2. Mantén la piel con los productos adecuados. Revisa tus cremas hidratantes, tanto de día como de noche ya que quizás después del verano necesites una hidratación mayor y mayores dosis de vitáminas A, E, o C que estimulan tus células y actúan como antioxidantes. Si está demasiado seca o irritada, puedes escoger productos con aloe vera o principios activos similares. Y siempre debes tener en cuenta tu tipo de piel al escoger tu crema hidratante.

3. Realiza tratamientos más profundos. Si el sol te ha dejado marcas y una vez que el invierno se haya instalado definitivamente puedes realizar limpiezas un poco más agresivas como la dermoabrasión que te explicábamos en este post. Eliminará las posibles marcas creadas por el sol e incluso por el acné.

4. Vuelve a tus rutinas diarias. Recuerda desmaquillar la piel correctamente y limpiarla antes de ir a dormir; aplicarte tu crema de noche; y tu loción corporal tras la ducha. Y ten en cuenta que la cara, las manos y el cuello siempre están expuestos al sol, por ello necesitan constantemente un cuidado extra que les puedes ofrecer con cremas hidratantes y/o maquillajes con pantallas solares que protejan estas zonas del sol.

 Es importante también que bebas mucha agua para que la piel de todo el cuerpo esté hidratada. La alimentación ayuda además a mejorar, llevando una dieta rica en vitaminas.

¡Volvemos el jueves con más consejos! Esta vez cómo recuperar tu pelo después del sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario